Soy Carmen Borrego Muñoz, salmantina de nacimiento y de vida.

Desde hace más de veinte años me dedico al diseño gráfico, la maquetación editorial y la fotografía. Soy afortunada porque trabajo en lo que me gusta y pongo en ello toda mi pasión y mi alegría.
Soy licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, en la especialidad de Diseño Gráfico y Audiovisuales. Trabajé dieciocho años en Gráficas Varona, S.A., en Salamanca, en el departamento de preimpresión, dedicada al diseño gráfico editorial y maquetación de libros, fundamentalmente. Desde su cierre soy freelance y mi actividad laboral se desarrolla con editoriales a nivel nacional y con empresas particulares, realizando todo tipo de diseño y maquetación de libros, revistas, dossiers, cartelería, logotipos, identidad corporativa, etc.

Me dedico también a la fotografía, en la que me inicié primero por pasión y después profesionalmente, en eventos, colaboraciones en prensa y publicaciones. Con el periódico Salamanca Rtv al Día comparto mis fotografías y las entrevistas que realiza Charo Alonso, con la que me unen letras y amistad de años y con la que inicié, hace ya tres años, un maravilloso proyecto, «Retratos a dos voces», publicaciones en el periódico y que tuvieron visibilidad en dos exposiciones que se mostraron de forma paralela en la Biblioteca Municipal Torrente Ballester y el café Manolita. Ambas seguimos publicando nuestras entrevistas a personas dedicadas a la cultura en Salamanca.

La fotografía me da muchas alegrías, también otra práctica que recuperé hace poco tiempo: Me emociona aprender y practicar diferentes técnicas de grabado y estampación y, por ello, de la mano del artista y profesor de la Facultad de Bellas Artes José Fuentes Esteve y de Matilde Gómez Osuna, directora de La Calcografía, he realizado cursos prácticos que me han llevado a volver a exponer mis grabados. Participo en la exposición colectiva “Gastronomía y Naturaleza”, que se celebró durante el mes de febrero de 2018 en la Sala de Exposiciones del Palacio de La Salina, en Salamanca, posteriormente viajó a Aveiro, en Portugal y ahora se muestra en Panamá, para después continuar por diferentes salas de Hispanoamérica.